• Hermana Edna Milena Pérez

ORGULLO


Amadas amigas, en el día de hoy vamos a orar por el orgullo. En muchas ocasiones las contiendas con nuestro esposo son precisamente porque no queremos reconocer nuestros errores por orgullo, y nos envolvemos en una situación que Dios no quiere para nuestra familia; vamos a orar para que igualmente, nuestros esposos aprendan a dejar de lado el orgullo, y reconozcan que también se equivocan, que aprendamos a pedir perdón y a seguir de la mano de Dios y bajo su voluntad.

La palabra


de nuestro Señor Jesús nos habla acerca de esto, Proverbios 11:2 Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; mas con los humildes está la sabiduría.

Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor al Señor. Proverbios 22:4 Es mejor tener humildad y ser exaltado por Dios, que ser soberbios y altivos y ser humillados por El.

El temor al Señor es enseñanza de sabiduría; y la honra precede la humildad. Proverbios 15:33 ya hemos pedido al Altísimo, que nos de sabiduría, para saber comportarnos de acuerdo a sus preceptos, permitámosle al Señor Jesús obrar en nuestra vida para que El crezca y nosotros mengüemos cada día más.

El Señor Jesús en su Palabra nos advierte de aquellos de ojos altivos, Altivez de ojos, y orgullo de corazón, y pensamiento de impíos son pecado. Proverbios 21:4 así como también dice: seis cosas aborrece el Señor, Y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos, es la primera de ellas, dejémonos tratar por el Señor Jesucristo, y que El mismo sea cambiando nuestra manera de actuar y de comportarnos al igual que nuestro esposo.

1 Pedro 5:5-6 Dios resiste a los sober


bios, Y da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

Dios nos pide humillarnos para poder ser exaltados, no resistamos la enseñanza del Señor, oremos para que Nuestro Señor Jesús actúe en nosotros, redarguya nuestro corazón y cambie nuestra vida, que ese viejo hombre que algún día moro en nosotros se aleje para siempre.

Lo más hermoso del caminar en Cristo, son sus promesas para nuestra vida, y en esta ocasión también hay. Dice su palabra: 2 Crónicas 7:14


si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. Dice el Señor. Pongamos hoy en sus amorosas manos la vida de nuestra familia que sea el quitando la altivez, el orgullo, el irrespeto, y cualquier otra cosa que nos haga estar mal delante de sus ojos.

Les amo en Cristo Jesús

Hermana Milena Pérez

Casa de Oración Torre Fuerte



42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EL AMOR

ORACION

SABIDURIA